Los productos

Una tierra, una pericia : una combinación ideal para ofrecer productos de calidad y de estación… algunos reconocidos por sellos de calidad.

Nuestra « crac-crac »

¡Las patatas fritas de Barre hacen un « crac-crac » muy particular cuando les comen! Esas patatas fritas que tienen el gusto de la tierra son el fruto de una empresa familial. Millones gentes ya les han probado, entonces ¡no dude! … Les encontrarán en todos las tiendas de comestibles…

LEBON Patrick: +33 (0)5.63.37.41.09

 
 

 

Nuestra pizarra de embutidos y salazones

En nuestras montañas del Haut-Languedoc, hace desde hace tiempo, una pericia golosa, fruto del talento de los hombres y de una tierra cómplice, resplandece : las salazones. Cada generación ha llegado sus secretos : un bueno cerdo, una habilidad manual, el arte de la sal y pimienta… y un secado a merced del viento.

Aquí, la charcutería no tiene “uno” pero “varios”  caracteres : los producto frescos, los productos cocidos (fricandos, codillos, morcillas, bougnettes, melsats, fritons, pates…), los productos secados (las salazones).

El Jamón de Lacaune ®, con su gusta de avellana, comparte su éxito con la salchicha y el salchichón. En 1969, empresas han entrado en un proceso oficial de calidad, obteniendo un Label Rouge para sus salazones (jamón seco, salchichon seco y salchicha seca). Con este compromiso, expresabán su voluntad de demarcarse, garantizando la calidad superior de sus productos.

Salazones de Lacaune INDICACIÓN GEOGRÁFICA PROTÉGIDA

En 2015, el Jamón de Lacaune, los Salchichón y Salchichas de Lacaune han obtenido una IGP -Indicación Geográfica Protegida. La obtención de la IGP, a partir de ahora, sembra muy estrechamiente los jamones, salchichones y salchichas donde están elobarados: un territorio de montaña a 800 metros de altitud añadido a un clima montañes con influencias oceánicas y mediterráneas propicios al secado y la maduración de las salazones secas.

Nuestra bandeja de quesos

Territorio de la Oveja Lacaune, cuyo leche sirve para la preparación del Roquefort. Cabras y bacas peinan también Estas praderas verdes para ofrecernos quesos típicos.

Queso de cabra : Frescos, o ligaramente madurados, nuestros pequeños quesos se quedan blandos y dulces. Encontrarán también quesos de cabra cubierto de ceniza como un Valençay ou en tomme affinée.

Queso de oveja : Cremoso en pérail o en tomme, con una marmelada de frutos del bosque, nuestros quesos de oveja rebosan de sabores sutiles y  florales.

Queso de vaca : El tomme de Lacaune, conocido por su dulzura y su finura, es muy apreciado por los niños. Además, una versión madurada con un gusto  de frutos secos mucho más  pronunciado debe ser descubierta.

Roquefort : La raza Lacaune resulta de una selección de las mejores razas de ovejas locales, que, antes, estabán presentes alrededor de Roquefort. Es perfectamente adaptada al clima y al medio ambiente de la zona. Con un rendimiento en leche superior y calidades rústicas mejoradas, la raza reina sola en la zona de recogida del leche. Antes su salida de la lechería o a su entrada en cueva, el « pain » de Roquefort es perforado con unos cuarenta de hoyo sobre toda su altura. Esta operación favorece el desarollo del Penicillium roqueforti en el queso. El « pain » de Roquefort puede ser afinado en las cuevas de Roquefort entre 15 días y 3 semanas. Cuando el jefe de cueva piensa que el desarollo del Penicillium roqueforti en el queso es suficiente, los « pains » están embalando y conservado en salas frescas para continuar su maduración lenta. Necesita tres meses para hacer un Roquefort. Para una bandeja de quesos, el Roquefort será puesto a temperatura ambiente, comme un gran vino, una hora antes la degustación. Ofrecerá su suava, su aroma y su gusto refinado. El leche, proveniente de la oveja Lacaune, sirve para la confección de otras comidas: cuajada, brousse, quesos de granjas…

 
 

Notre gril

L’agneau : né d’un travail commun entre l’Agno’interpro (l‘Association interprofessionnelle de promotion des agneaux du bassin de Roquefort) et la fondation du patrimoine, l’agneau du patrimoine Lacaune naît chez un éleveur « naisseur» d’une brebis Lacaune à vocation laitière puis est placé en pension chez un éleveur « engraisseur » afin de pouvoir terminer sa croissance après le sevrage. C’est un agneau primeur, le premier agneau français de l’année. Il participe à la restauration et à l’entretien du patrimoine pastoral puisque 1€ par agneau est reversé à la fondation du patrimoine.

La viande de boeuf et de veau : Grâce à ses caractéristiques naturelles adaptées au secteur (facilité d’élevage, rusticité, carcasse lègère à haut rendement), la race limousine s’est largement répandue et représente aujourd’hui la première race en effectif (environ 75%). Elle cohabite avec la race blonde d’aquitaine,et plus marginalement avec les races charolaise et aubrac. Les vaches passent plus de 6 mois au pâturage au grès des saisons. L’hiver, elles restent à l’abri des batiments et profitent des fourrages emmagasinés durant la belle saison et avec des céréales (orge, blé…) produites principalement sur l’exploitation. Ce qui donne un goût authentique à la viande.

Les volailles : L’altitude et le climat de notre moyenne montagne est tout aussi propice à l’élevage de volailles. Poules, poulets, chapons, dindes, oies, pintades, canards… sont le plus souvent élevés en plein air et nourris aux grains et céréales, en accord avec la nature, pour offrir, en plus d’une viande tendre et savoureuse des produits dérivés de qualité (rillettes, fritons, foie gras etc…)

page suivante